¿Qué es la Tarjeta Social Universal?

Es un sistema de información que integra todas las prestaciones económicas públicas, ya sean pensiones básicas o complementarias, contributivas, no contributivas y asistenciales, prestaciones temporales como los subsidios por incapacidad temporal, maternidad, paternidad, riesgo durante el embarazo y lactancia, prestaciones y ayudas de pago único, etc.

En definitiva, toda prestación social o ayuda de carácter económico destinada a personas o familias.

En definitiva, toda prestación social o ayuda de carácter económico destinada a personas o familias.
No se trata de una tarjeta física sino de una aplicación informática que hace posible acceder a esa información, con independencia de la Administración Pública responsable.
A la Tarjeta Social Universal (TSU) se accede a través del Portal Tarjeta Social Universal o de otras administraciones públicas, o bien a través de dos aplicaciones móviles adaptadas a los sistemas Apple IOS y Android.
Los ciudadanos usuarios pueden acceder con el Certificado digital o DNI electrónico o Clave Permanente. El empleado público, a través del Portal INFOTSU.

¿Quién gestiona los datos que recoge la Tarjeta Social Universal?

Esta información la facilitan electrónicamente distintos organismos de la Administración del Estado, las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales.
El Instituto Nacional de la Seguridad Social (I.N.S.S.) es el encargado de la administración, la gestión y el mantenimiento del registro de datos rigurosamente protegidos, así como del sistema informático que le da soporte.

La Administración General del Estado, las Administraciones de las Comunidades Autónomas y la Administración Local, están obligadas a transmitir al I.N.S.S. la información actualizada correspondiente a los datos identificativos de los titulares de las prestaciones económicas, en cuanto determinen o condicionen el reconocimiento y mantenimiento del derecho a éstas prestaciones, de los beneficiarios, cónyuges y otros miembros de las unidades familiares, además de los importes, clases de prestaciones abonadas y la fecha de efectos de su concesión o reconocimiento.
También están obligadas a transmitir al I.N.S.S. la información actualizada las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social (mutuas de accidentes), las entidades del sector privado vinculadas o dependientes de las Administraciones Públicas y las empresas colaboradoras en la gestión de la Seguridad Social.
Los organismos dependientes del Ministerio de Hacienda y Función Pública o, en su caso, de las diputaciones forales, deben facilitar dentro del ejercicio anual, información relativa a los niveles de renta de los ciudadanos afectados.

Funcionalidades y utilidades para los ciudadanos:

Reglamentariamente se regulará el procedimiento para que los ciudadanos puedan utilizar las funcionalidades y utilidades del sistema con el objetivo de beneficiarse de servicios o productos ofrecidos por empresas a los titulares de las prestaciones sociales públicas y situaciones subjetivas incorporadas al mismo.

En definitiva, se ha creado una potente herramienta con la acumulación de la mayor cantidad de datos posibles para evitar el fraude en las prestaciones sociales.